Solo soy una madrastra, ¡pero mi hija es muy linda! [5]


05 Jun


Capítulo 5

         Incluso para los estándares modernos, el diseño parecía bastante ... audaz . Pensar que vería algo así en esta época ...El vestido usaba bastantes sedas de diferentes colores: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil y violeta.

          El diseño parecía que estaba destinado a parecerse a un arco iris. Aparte de la combinación de colores llamativos, la forma del vestido en sí era algo digno de contemplar. Las bocanadas en los hombros eran lo suficientemente grandes como para ocultar sandías en su interior, y el escote tenía una enorme cantidad de pelaje en el borde, lo suficiente para parecerse a la melena de un león. 

          El diseñador dijo que este era el vestido que se puso de moda en la actualidad, pero yo creo que acaba de llegar aquí para deshacerse de su basura invendible ....

          La señorita Jeremie respondió: — Este me parece bien — 

          ¿¡Qué!?

          Casi irrumpo en la habitación en un ataque de rabia. 

          ¿Realmente estás pensando en hacer que Blanche use algo tan atroz?

           ¡Si Blanche viste algo tan horrible como eso ...!

           ¡Ella todavía sería encantadora ! Sí. Blanche era adorable, no importaba lo que ella usara. Tal vez la señorita Jeremie fuera consciente de eso y esa es la razón por la que lo compró? O tal vez Blanche está en  un arco iris? 

          Los gustos pueden variar enormemente de persona a persona.

          Eché un vistazo a la reacción de Blanche. Ah, sus pies dejaron de moverse por completo. Su rostro una vez feliz se vio distorsionado en uno de miedo. Ella me recordó a un cachorro que crié en el pasado. Solía poner esa cara cuando lo llevé al veterinario después de decirle que íbamos a dar un paseo ... Blanche se parecía exactamente a ese cachorro en este momento. Esa cara ... hizo palpitar mi corazón!

           *Sniff* , Blanche, realmente no te gusta ese vestido, ¿verdad?

          Blanche se quedó mirando fijamente el vestido por un momento antes de decir: — U-um .... Señorita Jeremie — 

          — ¿Qué pasa, princesa? — la señorita Jeremie sonrió. Pero su sonrisa parecía bastante estricta, en cierto modo. Blanche se estremeció después de mirar la cara de la señorita Jeremie. 

          — Yo...no es nada ...— 

          La señorita Jeremie le dio a Blanche otra sonrisa antes de hablar nuevamente con el diseñador. Hmm ... Eso fue extraño. ¿La señorita Jeremie realmente ha sido tan despistada todo este tiempo? La mujer comenzó a escoger más y más vestidos sin dudar un momento. Uf ... Yoquiero escoger vestidos para Blanche, realmente.

           Me pregunto qué tipo de vestidos se verían bien en Blanche. ¿Y qué estilo de vestido le gusta?

          ... Hmm? ¿Estilo? Sentí que algo se me estaba escapando por un segundo. ¿Qué estilo de vestido le gustaba a Blanche?

          Ella no dijo nada mientras la señorita Jeremie continuaba seleccionando vestidos. Todo lo que hizo fue mirar boquiabierto después de mirar el vestido de arco iris. ¿Se lo estaba dejando todo a la señorita Jeremie porque no tenía ganas de elegirlas?

          No, ese no era el caso. Se veía extremadamente sorprendida cuando vio el vestido del arco iris, pero periódicamente cuando el diseñador sacó un vestido nuevo, sus ojos se iluminaron.

          Y luego, el diseñador sacó su último vestido. No me perdí lo mucho que brillaban los ojos de Blanche en ese momento. Era un vestido rosa brillante, más lindo que hermoso. Y al ver los patrones de flores bordadas por todas partes, realmente se ajusta a la temporada. El diseñador sonrió alegremente.

          — Este vestido también es muy popular en este momento. ¿Qué piensas, señorita Jeremie? — 

          La señorita Jeremie miró brevemente el vestido y luego lo despidió con un gesto. 

          — Tal vestido no le conviene a la princesa. Continuaremos con los vestidos que seleccioné anteriormente — 


          — Entendido. Me pondré a trabajar en esos vestidos hoy, entonces — el diseñador se puso a trabajar organizando los vestidos en sus cajas.

          Blanche se quedó mirando el suelo con aspecto deprimido. N-no! ¡Mi pobre blanche! Sus preciosos vestidos van a ser ...! 

          No podía pararme allí y mirar. Si el diseñador era expulsado ahora, ¡Blanche se vería como un payaso toda la primavera!

          Golpeé ligeramente un par de veces, luego inmediatamente entré en la habitación. Las personas en el interior se inclinaron con una mirada de sorpresa en sus caras. "Bienvenido, majestad".

          — Bienvenida, lady Abigail —  Blanche saltó de su asiento para saludarme. Su cabeza era tan pequeña y redonda, tan parecida a un gato que casi la  comencé a acariciar sin darme cuenta.

          Ugh, paciencia, paciencia. Aparté los ojos de la chica para mirar a la señorita Jeremie. 

          —  Escuché que un diseñador estaba de visita. ¿Cómo va la selección de ropa de primavera para Blanche? — 

          —  Sí. Acabamos de terminar de ordenar todo, Su Majestad — respondió la señorita Jeremie cortésmente.

          Le eché un vistazo al Diseñador. Parecía bastante pálido. Me giré para mirarme en el reflejo de la ventana a mi lado. Whoa, esto es ... una cara digna de una calificación de S (Sádica).

          Me veía tan aterrador con esos ojos, de verdad.

          — Me encantaría ver los vestidos que seleccionaste — 

          — Sí, por supuesto, Su Majestad — el diseñador trajo a alguien para que se llevara todos los vestidos que acaba de empacar de nuevo. Había decenas de vestidos en la caja, pero no había ninguno que Blanche realmente pareciera querer.

          Miré los vestidos un poco antes de volver mi cabeza hacia Blanche. La niña se quedó quieta como una muñequita.

          — Blanche, ¿tienes algún vestido que te guste especialmente? — traté de parecer lo más amable posible.

          Blanche me respondió torpemente: 

          — Ah, um ... me gustan todos — 

          — Ya veo —  

          Hmp. Blanche no parecía querer responder honestamente delante de todos. Me acerqué a una caja diferente y la abrí.

          Sé que vi al diseñador poner el vestido rosa aquí hace un momento. Podía sentir a la señorita Jeremie preocupada por mis acciones, pero no tenía otra opción. Ella podría ser la niñera de Blanche, pero yo soy su madrastra. Tengo derecho a interferir. 

          — Debo decir que este me parece mucho más bonito. ¿Qué piensas, princesa Blanche? — cogí el vestido rosa y lo sostuve frente a Blanche.

          La niña parecía un poco sorprendida, pero después de un momento, logró asentir unas cuantas veces conmigo. 

          — ¡Sí Sí! Es bonito…! — 

          — Entonces vamos con este — también recordé que se veía feliz cuando vio ese vestido azul cielo más temprano. Busqué en una caja diferente para encontrarlo.

           — ¿Y esta, Blanche? — 

          — ¡Sí, es bonito ...! — la vida volvió a los ojos azules de Blanche, y brillaron como un estanque a la luz de la mañana.

          Bien bien. Vamos a encontrar algunos más como estos que Blanche adora. Estoy bastante segura de que había algo más que estos que le gustaban. El problema era que no recordaba a los demás en absoluto ... ¡Pero eso no es ningún problema, ya que verás, soy la reina de este país!

          — Excelente. Una buena princesa que responde honestamente debe ser premiada — 

Al igual que la historia del leñador honesto, las personas que responden honestamente son recompensadas. Me dirigí al diseñador. 

— Tráeme todos los vestidos aquí, ajustados para Blanche. Pagaré por ello — en el momento en que dije esto, toda la habitación se congeló por completo. Nadie parecía creer lo que estaba diciendo.

Incluso las criadas estaban sorprendidas. Sólo el diseñador se veía extremadamente feliz aquí, en serio.

La que rompió el silencio fue la señorita Jeremie. Ella me habló con una sonrisa en su rostro. 

— Su Majestad, puede que me esté excediendo mis límites aquí, pero el presupuesto de la princesa no nos permite comprar todos los vestidos aquí — 

— Y esa sería la razón por la que dije que lo pagaría. Es decir, usar mi presupuesto, así que no debería haber ningún problema en absoluto — solo puedo saltar mis propios vestidos de primavera para este año. No es como si necesitara más de ellos de todos modos. Abigail era una gran creyente en perder dinero, por lo que sus gabinetes estaban llenos hasta el borde con zapatos y ropa.

          La señorita Jeremie no dijo nada más, aunque no se veía bien. Y entonces sentí que alguien tiraba ligeramente de mi vestido. Cuando miré hacia abajo, vi a Blanche justo a mi lado. La niña me miraba con desesperación en la cara.

          — U-um .... Lady Abigail ... estoy bien. No quiero que te pierdas tus compra de ropa solo por mí ... — 

          ¿Era por miedo a Abigail? Mirándola a los ojos, ese no parecía ser el caso. La chica realmente sintió pena por mí, lo sentí en su mirada. Mi nariz comenzó a picar un poco.

          ¿Es esta niña acaso es un ángel? 

          Me agaché, tratando de no sonreír, y llegué al nivel de los ojos de Blanche. 

          — Está bien, Blanche. No planeaba comprar nada porque ya tengo mucho que ponerme — 

          — P-pero ...—  Blanche se puso bastante triste. Ella no tenía que sentir tanto pena por mí ...

          Traté de hablar tan amablemente como pude.

          — ¿Podría concederme una solicitud, sin embargo? — 

          — ¿Sí? ¡Sí! — esta niña parecía lista para hacer cualquier cosa. Incluso tenía sus manos todas juntas en puños y todo.

          — Cuando lleguen los vestidos, elige uno que realmente te guste y muéstramelo. Quiero que me muestres tu vestido favorito —  entonces podría ver qué vestidos prefiere Blanche.

          Sin embargo, ella parecía bastante confundida por mi petición.

          — ¿Eso es todo? — 

          — Sí. Eso es suficiente — 

          Realmente era más que suficiente. Pensar en la chica que llevando la ropa bonita me hizo bombear la sangre.

          — Me iré, entonces. Oh, Blanche, casi se me olvidó, vine aquí para darte este regalo — puse las dos cajas de zapatos.

          Cuando vi que Blanche dudaba en aceptar el regalo, le susurré al oído: — Muéstrame tu vestido mientras lleves estos zapatos. Puedo tomar eso como reembolso — coloque los zapatos sobre la mesa y miré a las personas en la habitación. La señorita Jeremie parecía que acababa de ver un fantasma.

          — Ahora me voy. Nos vemos la próxima vez — 

          Salí de la habitación, dejando atrás a la confundida Blanche. En el momento en que me fui, dejé escapar un gran suspiro. Ah, pensé que mi corazón iba a explotar. Nunca he hecho algo como esto antes ... Me tiemblan las manos. Pero me las arreglé para ayudar a Blanche, así que todo está bien, ¡eso termina bien! Calmé mi corazón por un momento en el pasillo, pero luego escuché una voz urgente desde atrás.

          — ¡E-espera, Lady Abigail ...!— en el momento en que me volví, vi a Blanche. ¿Estaba ella corriendo? Sus hombros subían y bajaban.

          — Sí, Blanche? ¿Hay algo mal?— 

          — U-um ...—  Blanche se detuvo por un momento antes de sacar su pie de debajo de su falda por mí. Sus zapatos brillaban a la luz del sol. Los calcetines con cordones y los zapatos Mary Jane se complementan perfectamente. Ella ya estaba usando los zapatos que le di. Sus pies eran tan pequeños que hacían que los zapatos parecieran hechos para una muñeca. 

          — Dijiste ... querías verme usando esto, así que ...— la chica buscó a tientas sus palabras un poco, y su cara estaba completamente roja por estar tan nerviosa, pero aún así logró sonreír mientras me miraba. 

          — Realmente los amo. Muchas muchas gracias…— 

۩۞۩

Traducción del coreano: Haruparty (http://lasolistia.com/haruparty/)

Traducción al español: LiiArz 


Anterior • Siguiente

Lista de capítulos 

Comentarios
* No se publicará la dirección de correo electrónico en el sitio web.
ESTE SITIO FUE CONSTRUIDO USANDO